Adicción de época: Downton Abbey y Bleak House

Publicado: 29 enero, 2011 en Series
Etiquetas:, , , , , , , ,

Llega un momento en el que pasar tanto tiempo por twitter te hace darte cuenta de que si cierta serie es seguida por una cantidad elevada de gente a la que sigues, tiene que tener algo bueno.

Twitter se ha convertido en ese boca a boca de toda la vida, llevado al 2.0, y debo decir que el 90% de las veces funciona. Y si aún queda un 10% de los casos en los que una recomendación no te es satisfactoria, es simplemente porque el momento en el que has visionado ese producto no era el apropiado, o simplemente no está hecho para ti.

Y éste fue el caso de Downton Abbey. No conocía de su existencia hasta que de repente, antes de navidades, todo el mundo pareció ponerse a verla a la vez, y todos decían maravillas de ella. Y eran ciertas.

No voy a ser yo el que venga a decir nada nuevo sobre la serie, sólo unos pequeños apuntes que espero sirvan para ayudar a empujar al lector a que vea esta maravilla de serie. Si os preocupan el hecho de que sea una serie de época… a mí también me preocupaba. Creo que es un género en el que cuesta meterse por alguna razón desconocida, pero si una serie te lanza de cabeza a éste mundo, esa es Downton Abbey.

En este drama de ITV, nos metemos de lleno en la vida de la familia Crawley. Instalados en la abadía de Downton pasan sus días disfrutando de su alta posición social y sus comodidades económicas. El punto de partida de la serie es el (ya conocido por todos) acontecimiento del hundimiento del Titanic. A partir de que se conozca la noticia, se desatarán los acontecimientos que dan lugar al comienzo de la trama de ésta primera temporada. No desvelaré más.

Pero sin duda si algo caracteriza a Downton Abbey es el enfoque (dejando a un lado una ambientación estupenda, actuaciones maravillosas y una música que te transporta desde el minuto 1 al centro de la acción): no sólo es la historia de una adinerada familia inglesa, si no la historia paralela de los sirvientes y trabajadores de la abadía. Toman protagonismo y forman un complemento perfecto a la que podríamos denominar acción principal (aunque a mi modo de ver, no lo es).

As you please, my Lord.

Durante la (corta) primera temporada, vemos desfilar personajes maravillosos, como la maravillosa Condesa Viuda de Grantham (maravillosa actuación de Maggie Smith), Charles Carson (mayordomo de la familia Grantham) o Thomas (primer sirviente y personaje de éstos que gusta odiar). Además de éstos, una multitud de personas entran y salen de escena en un baile coral maravilloso, y conforman una primera temporada espectacular que no debes perderte.

Downton Abbey volverá con una segunda temporada en Otoño de 2011, seguida por un especial de Navidad. Por mi parte, creo que ésta espera es demasiado larga, pero poco a poco voy encontrando series que cubran esa ausencia. Y una de ellas es de la que hablo a continuación.

Después de ver Downton Abbey mi reacción fue pensar: “pues ésto del drama de época me va a gustar“. Recurrí a twitter, y vi que @Serieina_Felipe se encontraba visionando Bleak House (podéis ver su reseña sobre la serie aquí y otra estupenda de @MissMacGuffin por aquí). Pues allá me lanzo.

Y qué bien hice. Si bien es cierto que es una serie que al principio cuesta (o al menos a mi), una vez te has metido en sus entrañas ya no hay forma de impedir maratonear con ella. Su estilo visual es muy característico, ambientada al estilo película de terror (con unas cortinillas acompañadas con movimientos de cámara y zooms que ni la Carra en sus videoclips) y al principio puede descolocar, pero una vez entendido el fin del mismo, lo disfrutas al máximo y reconoces lo bien llevado que está.

En cuanto al argumento, de primeras ya sabes que es indiscutible el si es bueno o no. Ésta adaptación de “Casa desolada” de Charles Dickens, además, sabe explotar todo el potencial del autor trasladándonos de forma totalmente creíble a la Inglaterra de 1827 (dato no concreto, dado por historiadores ingleses).

Lady Dedlock y Mr. Tulkinghorn

Nos encontramos en medio del caso Jarndyce and Jarndyce, estancado durante largos años sin una conclusión concreta debido a la falta de evidencias acerca del testamento a estudio (existen numerosos testamentos y ninguno se considera llamémosle el testamento definitivo). Y es éste el punto de partida de la historia. Richard Carstone y Ada Clare son los nuevos aspirantes a heredar la fortuna Jarndyce, pero desde un inicio aconsejados por su tutor, John Jarndyce, para no depositar sus confianzas en la cuantiosa herencia.

Además de los tres personajes directamente relacionados con la trama judicial, tenemos un cast de personajes espléndidos, que toman su importancia a lo largo de todos los capítulos tejiendo una historia fantástica de amor, herencias, crímenes y sorpresas, muchas sorpresas. A destacar una increible Gillian Anderson interpreta a uno de los mejores personajes, Lady Dedlock, y nos maravilla con la gran expresividad de sus ojos; Charles Dance como Mr. Tulkinghorn, que te pone los pelos de punta con su presencia en pantalla; pero sin duda mi preferida es Anna Maxwell Martin como Esther Summerson. Su personaje se come con patatas al de  Carey Mulligan (por guión, ya que ésta se ve relegada a un segundo plano) y a otros muchos exceptuando los dos antes mencionados.

Esther Summerson y John Jarndyce

Durante los 15 capítulos que conforman la miniserie, nos obsequian con unos cliffhangers de espanto que ya quisieran para sí muchas otras series.Asi que si quieres una miniserie de época, con una buena historia de fondo, una adaptación a la televisión estupenda y unas actuaciones magistrales, deberías hacerte con Bleak House ya mismo.

Os espero en el minuto 47, con viruela y tuberculosis para repartir por el mundo.

[tweetmeme source=”minuto47” only_single=false]

comentarios
  1. satrian dice:

    Charles Dance impone con su presencia esté donde esté, en Bleak House me daba mucho miedo.

  2. martinyfelix dice:

    Es cierto que parece que las series de época son un género al que no cuesta más entrar, aunque yo también lo achacaría a que lo que he visto no me ha gustado ninguna. Downtown Abbey la apunté después del aluvión navideño, aunque prefiero esperarme, para luego no tener que andar esperando otro año para la siguiente temporada. Y me apunto Blek House, porque si me gusta.

    Buen post😉

  3. Felipe dice:

    Qué puedo decir ya sobre estas dos joyitas que ya no te haya dicho… Sólo dar las gracias al boca a boca 2.0 (y a Marina, sobre todo) por las recomendaciones y por meternos en un mundo absolutamente fantástico.

    A mí me pasa al contrario con las series de época, me encanta y siempre me encantaron. No me cuesta meterme en ellas (si están bien hechas, evidentemente) aunque es verdad que Bleak House choca mucho de entrada. A mí al principio esos zooms y movimientos de cámara me dejaban un poco descolocado, pero luego entiendes el significado de ese montaje y otorga un gran peso a la forma en la que nos cuentan la historia.

    Ahora a por Little Dorrit😛

  4. […] muchos que han quedado fascinados por esta gran serie (Un telespectador más, Serieina_Felipe, Minuto47, Alberto Nahum, Fon_lost, Ishtar, MissMacGuffin). Si tantos estamos de acuerdo, por algo será, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s